Cataplasma en abdomen (Barro o arcilla)

 

Modo de emplear el lodo

Tiene como objetivos extinguir la fiebre intestinal, desinflamar el intestino y descongestionar el área abdominal.

 

Modo de preparación:

1.- Se obtiene tierra de cualquier parte cuidando que sea lo suficientemente profunda para evitar la suciedad del medio.

2.-Se cierne con un cuadro de medio metro cuadrado de tela mosquitera para eliminar los grumos y piedras. Se coloca en un recipiente unos 200 a 300 gramos (dependiendo del tamaño del abdomen).

3.- Se agrega agua poco a poco, batiendo la mezcla hasta que tenga una consistencia pastosa.

4.- Se coloca en periódico doblado (8 capas) del tamaño del abdomen a cubrir.

5.- Con la persona acostada y el abdomen descubierto se coloca el periódico con la cara con lodo directamente sobre la piel.

6.- Se envuelve el abdomen con tela de algodón y se amarra con cuerda de tela para fijar  y mantener húmedo el lodo.

​​

Cataplasmas (Barro o arcilla)

Autor: Adolf Just

Objetivo: Efecto térmico, calmante, refrescante, descongestionante, desodorizante, purificador, depurativo y cicatrizante.

Modalidades: En el vientre, vientre y riñones, en el tronco, en las piernas, en el cuello, en los genitales, en los glúteos, o en cualquier parte del cuerpo.

Duración: De 30 minutos a 4 horas. En el vientre se seca en 2 o 3 horas

Frecuencia: puede aplicarse una tras otra a lo largo del día y de la noche, cuidando solo que el enfermo no se enfríe, especialmente las manos y los pies.

Contraindicaciones: No hay.

Acción terapéutica: Reacción de calor prolongada, equilibrando la temperatura del sitio de la aplicación, normalizando la función del órgano afectado.

Observaciones

1.- En las inflamaciones locales el lodo debe ser más grueso, hasta de dos y medio centímetros.

2.- En todo enfermo el lodo debe aplicarse localmente sobre el órgano o zona del cuerpo afectado y además sobre todo el vientre para actuar en el centro de la actividad orgánica, es decir, el aparato digestivo.

3.- En procesos inflamatorios agudos, el lodo debe ser renovado cada hora hasta que desaparezcan los dolores o las molestias.

4.- Los fajados alrededor del vientre y riñones o la simple cataplasma sobre todo el vientre se mantendrán mientras se conserven húmedos y calientes, generalmente toda la noche.

5.- Las personas que no se decidan a aplicar el lodo directamente sobre la piel, podrán hacerlo, aunque con menos eficacia, entre dos lienzos delgados. Así se usa en la cabeza para evitar los inconvenientes que presenta el cabello.

6.- Por fin, diremos que la aplicación de lodo sobre el vientre puede hacerse en cualquier momento, es decir, mientras se come, recién comido o a la hora que se quiera, pues esta aplicación siempre favorece el trabajo digestivo. Es más favorable cuando el estómago está recién ocupado.

7.- Siempre se debe aplicar desde el pecho hasta las ingles, cubriendo los costados del tronco.

8.- Cuanto más amplia es la cataplasma, mejor.

9.- Las picazones y erupciones en la piel por acción del lodo, especialmente en el vientre, en lugar de alarmar deben considerarse como benéfica eliminación de morbosidades. Si se presentan llagas o postemas, se aplicará fenogreco para activar la eliminación de materias malsanas.

10.- Finalmente, la tierra que ha sido usada puede aplicarse nuevamente dejándola a la intemperie seis u ocho días para que se purifique.

cataplasma de barro.jpg