Frotaciones

Modo de aplicación

1.- En ayuno (4horas después de comer o mas).

2.- Coloca agua de la llave fría en un recipiente ancho.

3.- Sin ropa, de pie, moja un trapo de algodón, doblado en 4 partes,  y lo pasa sobre todo el cuerpo de una manera ágil para generar la reacción en toda la piel.

4.- Empieza con los costados, pasa el trapo desde la parte lateral del cuello de lado izquierdo bajando por la cara externa del brazo hasta la mano, continua de la palma de la mano, por la parte interna del brazo, hasta terminar en la axila, bajando por el costado del tórax, cara lateral del muslo hasta el pie. Sumerge la toalla nuevamente en el agua. Realiza la misma operación del lado derecho.

5.– Sumerge nuevamente la toalla en el agua. Pasa el trapo del frente del cuello de lado izquierdo, continua en línea recta pasando por el tórax, abdomen, muslo, hasta el pie. Realiza la misma acción del lado derecho.

6.- Continua con la cara anterior del tórax parte central, y finalmente hasta donde alcance por la espalda. Arroja el trapo al piso, se para sobre él y se viste sin secarse.

7.- Se acuesta con una sabana o cobija sobre usted y se espera alrededor de 30 minutos. Durante este tiempo se mantendrá la temperatura de la piel, haciendo que continúe la sudoración por más tiempo.

En cada cambio de área frotación ir desdoblando y doblando el trapo para permanezca fresco y limpia cada parte.

 

 

 

 

 

 

Beneficios

 

1.- Estimula las defensas naturales del organismo

2.- Favorece las eliminaciones, al activar riñones, pulmones, piel e intestinos.

3. Despierta fiebre curativa en la piel disminuyendo la fiebre destructiva de las entrañas.

4. Calma la excitación nerviosa y tranquiliza la excesiva actividad del corazón, mejora el pulso y el sueño

5. Normaliza la circulación de la sangre

6. Activa la función digestiva favoreciendo la nutrición.

Autor: Sebastian Kneipp.

Objetivo: Estimula al organismo para hacerlo reaccionar con calor en toda la piel. Activa a sistema nervioso y circulatorio por medio de la piel. Genera fiebre en la piel, extrayendo el calor interno. También genera sudoración con eliminación de sustancias tóxicas.

Naturaleza del estímulo: Dependiendo de la temperatura del agua y la resistencia de quien la practica, va desde suave hasta muy enérgica.

Modalidades: en las extremidades, de la cintura a los pies, del cuello a los pies.

Duración: 30 segundos, aproximadamente.

Usos: Fiebre intestinal, indigestión intestinal, congestión abdominal y pélvica, estado de intoxicación (incluye cuadro gripal, fiebres inexplicables, etc.)

Precauciones: Debe ser en ayuno, no debe haber menstruación, los pies y las manos nunca deben estar fríos.

6 Frotaciones

Se aplica una cada hora, cuidando la reacción de calor bajo las frazadas o cobijas, sin moverse y de espaldas para favorecer la circulación sanguínea.

En caso de fiebre muy alta con gran calor en la piel, las frotaciones pueden hacerse más seguidas. Cada media hora e incluso cada cuarto de hora si es necesario.

El efecto de las 6 frotaciones es fácil de comprobar encontrando el agua utilizada cada vez más sucia. Y con la disminución de peso del paciente como en el lavado de sangre.

Generalmente después de la segunda o tercera frotación el cuerpo empieza a sudar. Si no hay sudoración bastara con que el cuerpo recupere su temperatura normal después de cada frotación.

Para favorecer esta reacción en los enfermos de piel fría y cadavérica, conviene irritar previamente la piel con ortigas u ortiguillas.

​​​​

Las seis frotaciones constituyen, por lo general, el mejor tratamiento de enfermedades agudas, para las cuales habrá que acostar al enfermo y, después de calentarle los pies, empezar con frotaciones cada hora o menos si hay mucha calentura.

 

Si ésta no cede con las seis frotaciones, habiendo suficiente calor de la piel, se pueden hacer otras tantas en el curso de los días siguientes, aun en la noche si el enfermo no logra dormir. La alimentación debe reducirse a frutas y verduras crudas.

Las 3 frotaciones

Similar al de las 6 frotaciones, solo que son 3 y de pie, y  regresar vestido a la cama después de cada una y cubrirse.

 

En caso de fiebre muy alta con gran calor en la piel, las frotaciones pueden hacerse más seguidas. Cada media hora e incluso cada cuarto de hora si es necesario.

Tel: 88 61 44 69

Cel. And Whatsapp 8111870900

© 2020 Dr. Ramon Jimenez